¿Proyectas una buena imagen profesional?

publicado en: BLOG | 0

El buen comportamiento contribuye drásticamente en el positivo desarrollo de la vida laboral, ya que tener buenos modales y educación es la base fundamental de la convivencia y facilita las relaciones con nuestros compañeros de trabajo. Ser educado no solo es decir “por favor” y “gracias”, sino es un estilo de vida que incluye tener consideración por los demás y tratar a los demás con respeto, ser tolerante por la opinión y gustos además de ganarnos ese “respeto” hacia nosotros mismos.

Si desea mantener una imagen positiva evite en la medida de lo posible lo siguiente:

Ser igualado con los superiores: el hablar de “tu” o de “usted” ha venido cambiando con los tiempos, depende sin duda del estilo y formalidad que existe en cada empresa; sin embargo en estos tiempos es preferible hablar siempre de usted a sus superiores cuando están frente a otras personas, aunque en lo privada se hablen de tu. En el mundo laboral trate siempre a los que acaba de conocer de usted y hasta que le pidan que les hable de “tu” hágalo!

Ser impuntual. El llegar tarde a nuestro trabajo o a una cita, definitivamente es una falta de respeto al tiempo de las demás personas. Trate de ser puntual, sin exagerar, pues puntualidad significa estar a la hora y tampoco 30 minutos antes, pues también sería una impuntualidad llegar tan temprano.

Bromas de mal gusto. El respeto es fundamental en su desarrollo profesional. Hay días que no tenemos el humor para hacer bromas y tolerar a nuestros compañeros, si desea proyectar una imagen positiva, evite las bromas pesadas que agreden y exhiben a los demás. Sea prudente!

Pensar solo en ti y no en los demás. Cuando estamos muchas horas con las mismas personas, tendemos a ignorar y respetar los derechos de los demás, evite bajar la temperatura del aire acondicionado sin preguntar a sus colegas que si puede hacerlo, sea lo mas prudente posible, el tener gestos de amabilidad le ayudará a crear buenas relaciones y a que lo respeten también a usted

Los chismes. Es un acto social y laboralmente no aceptado, además de dar una pésima imagen. Evite formar grupitos y dividir al equipo. Trate de mantenerse al margen y no opine, eso a larga le ayudará mucho más.

El aseo personal. No existe algo tan desagradable como tener un compañero de trabajo o jefe que tenga un aliento que ahuyente o que huela muy mal. La higiene es fundamental, el traje mas fino en una persona sin el aseo personal adecuado de nada sirve. Cerciórese de tener un aliento fresco y que su aroma corporal no lo perciban los demás.

La indiscreción:  un profesional sabe, que lo que ocurre en la oficina debe quedar ahí, sin embargo el comentarlo con los compañeros de trabajo o hablar de más, ha dejado a muchos sin empleo y con una pésima reputación. Trate de no inmiscuirse demás y evite andar contacto por todos lados lo que ocurre dentro de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *